¿Quieres saber como armar un proyecto social?

¿Quieres saber como armar un proyecto social?

Un proyecto social es aquel que busca cambiar las condiciones en las que vivimos los seres humanos. Generalmente trata de cubrir las necesidades básicas de forma sostenible. En Latinoamérica, no es secreto que muchas personas viven en comunidades con muchas falencias. Cada día, más personas buscan hacer una diferencia, sin embargo, no saben cómo empezar.

¿Cómo armar un proyecto social?

Si desea aprender como armar un proyecto social, la forma más fácil de lograrlo es mediante estos 7 pasos:

Identifique la comunidad y sus necesidades

No se puede concebir un proyecto social sin conocer qué se pretende cubrir ni dónde. Identifique la comunidad dónde quiere trabajar. Invierta tiempo con ellos. Hable con los pobladores, sus autoridades y personas de los alrededores. Conozca cómo es su estilo de vida. Lo más importante: Identifique una necesidad básica con la que desee trabajar.

Una vez que logre hacerse una idea, investigue: ¿Qué se requiere para cubrir esa necesidad? ¿Por qué no se cubre aún? ¿Alguna vez se ha intentado? ¿Qué salió bien o mal en ese momento? Aprender de errores pasados es crucial para resolver problemas. Cuando logre responder todas estas preguntas, es redactar el objetivo de su proyecto. Esencialmente, qué busca lograr y su impacto en esa comunidad.

¿Qué puede hacer al respecto?

En este punto, usted ya debe saber lo suficiente del problema para lograr una solución. Arme una estrategia para resolverlo. Vaya pensando en qué requiere para ejecutar esa estrategia de forma satisfactoria. Por ejemplo, ¿necesita mano de obra para lograrlo? ¿Alguna infraestructura en específico? ¿Un experto en su equipo de trabajo? Recuerde siempre mantener los pies en la tierra. Es muy común dejarse llevar o ser excesivamente optimista.

Reclute su equipo de trabajo

En el paso anterior, debió determinar cuanta ayuda necesita para lograr sus objetivos. Cuantifique cuantas personas requiere y en qué funciones. Determine sus perfiles profesionales. No es muy diferente a reclutar trabajadores para una empresa.

El siguiente paso es reclutar. Hay muchos métodos para esto: networking, convocatorias masivas, etc. Llame, entreviste y reclute. Concéntrese en cuanto tiempo puede dedicar cada persona en su equipo y bajo qué términos. Compile su información de contacto en un medio de fácil acceso. Una vez que sienta que su equipo está completo, pase al siguiente punto.

Realizar un plan

Si ya logró listar todo lo que prevé necesitar, debe responderse a la pregunta más importante: ¿Cómo? En este punto, requiere usted elaborar un plan de acción detallado. Le recomiendo reunirse con su equipo de trabajo y comenzar con una lluvia de ideas. Lo más común es elaborar una línea de tiempo.  Incluya actividades específicas con la mira puesta en lograr sus objetivos, así como los pasos previos de preparación que resulten necesarios.

Todo proyecto requiere alguna forma de medición de su éxito. Identifique indicadores que tengan correlación con su meta e idee una forma de medirlos. De esta forma, sabrá si su plan está funcionando o si se requiere revirar. Establezca metas en torno a estos indicadores.

Elabore un presupuesto

Sin dinero o recursos, resulta imposible completar un proyecto social. Liste los recursos que requiera. Insumos, materiales, herramientas, salarios, viáticos, todo. Asimismo, liste los costos. No deje ni un solo alfiler sin contar. Tampoco se olvide de incluir otros costos relacionados, como transporte, comida, entre otros.

Durante esta fase, sabiendo cuanto va a costar su proyecto, haga una evaluación fría: ¿Vale la pena el monto para lograr el objetivo? Tal vez le sea necesario reevaluar sus pretensiones u optimizar recursos. Si pasa su juicio de valor, está listo.

Recaudación de recursos

Advertencia: Trabajar con donaciones y dinero recaudado puede acarrear responsabilidades adicionales ante la ley de algunos países. Realice su diligencia previa antes de emprender cualquier acción en este aspecto.

Dependiendo de cuál sea su fuente de financiamiento, este paso puede variar mucho. Si planea apoyarse en fondos del gobierno o instituciones, probablemente tenga que pasar por un concurso. Es muy común que le pidan un documento detallando su proyecto. La buena noticia es que, si siguió estos pasos, solo quedaría plasmarlos en un documento. Es posible que haya más requisitos, averigüe con la institución directamente.

Si busca depender de fondos del público en general, resulta necesario convencerlos de aportar a su causa. Debe idear actividades para recaudar fondos y campañas de sensibilización. Realizar eventos o actividades ayuda a difundir su trabajo y puede atraer más donantes interesados en su causa.

Antes de comenzar sus actividades, evalúe la capacidad de su equipo para recaudar recursos. Pregúntese si su operación es viable desde el punto de vista financiero. Proyecte cuanto va a gastar su equipo en el tiempo que se ha demorado en recolectar recursos. Si su capacidad de recaudación no está a la par de los gastos de su equipo, tal vez sea preciso cambiar de estrategia.

¡Comiencen!

Ya debe tener todo lo básico para comenzar. Haga del mundo un lugar mejor. Dirija a su equipo y asegúrese de cumplir sus objetivos. No tenga miedo de cambiar cosas si es necesario. Aunque no hay inicio fácil, lo primordial es no perder no perder la motivación. 

Equipo de Redacción

COMMENTS